martes, 22 de diciembre de 2015

Los rincones del Centro de Madrid.

Madrid consta de una gran cantidad de rincones para fotografiar. Para realizar buenas fotografías lo más importante es poder captar los detalles y conocer el momento exacto para poder realizar la fotografía perfecta. Ya lo decía Alfred Eisenstaedt “Lo más importante no es la cámara, sino el ojo". El detalle en la fotografía es muy importante ya que creo que es la esencia de este "arte". Sin embargo, también hay que tener en cuenta que un buen fotógrafo tiene que tener una gran imaginación para saber dónde pueden quedar mejor las fotografías que quiere realizar. 
Madrid es ese lugar que inspira confianza. En las épocas festivas, Madrid puede ser un agobio para la mayor parte de sus habitantes, aún así, pienso que son las mejores épocas para captar la esencia de las calles de Madrid. 




Las calles están iluminadas con las típicas farolas madrileñas que dan un aire acogedor. Estas farolas negras iluminan no sólo las calles sino también las vidas de los ciudadanos de la capital.



En verdad, puedes recorrerte todo el centro de Madrid en poco tiempo y poder ver los monumentos más típicos. Entre ellos voy a destacar el Palacio Real de Madrid y el Monumento a Felipe IV.






Por último quiero destacar la plaza de Callao. En esta peculiar plaza madrileña, realicé dos fotografías desde el último piso del Corte Inglés. Una es del cartel típico de Schweppes, el cual representa a Madrid junto con el cartel del Tío Pepe. Los madrileños creemos que estos dos carteles son típicos de nuestra ciudad y cómo tal, nos debe representar. La otra fotografía fue de una amiga a la que le hice un Book de fotografía por los alrededores de Madrid. Aprovechando este momento, voy a hacerme un poco de Publicidad! Así que si queréis un Book de fotografía barato por Madrid, poneros en contacto conmigo.






Por último, quiero destacar lo maravillosos que son los atardeceres y los amaneceres. Los atardeceres nos inspiran confianza y representan ciertos momentos con personas que quizás jamás puedas volver a vivir. Estos dos términos nos representan el amor, la familia, el primer beso, la amistad, el primer día de casados, la primera vez que conoces a alguien, la primera sonrisa, etc. Son momentos que representan pequeñas historias con personas que sabes que quizás en un futuro no estén con nosotros. Son momentos que nos hacen recordar la felicidad junto a esa persona, aunque ya no esté con nosotros. Son momentos que nos hacen recordar el primer beso junto al atardecer del Templo de Debod. Porque merece la pena vivir los instantes como momentos especiales de una vida. Porque la vida no está para malgastarla en tonterías, porque hay que vivir cada momento como si fuese el último.






*Todas las imágenes que aparecen en este Blog han sido realizadas por Paula Garvi.


ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO EL BLOG Y OS PASÉIS MÁS VECES PARA VER NUEVAS FOTOGRAFÍAS, 
MUCHAS GRACIAS
Y
HASTA PRONTO!

Reacciones:

6 comentarios:

  1. Como un extranjero, me parece que España es un lugar muy bonito para sacar las fotos. Me gusta mucho los edificios antiguos y las parques con muchos árboles y floures y podemos encontrar muchos detalles más bonitos en el mundo en nuestras vidas

    ResponderEliminar
  2. Me han encantado las fotos. La luz del atardecer le dan un encanto especial. Enhorabuena! Un abrazo!

    ResponderEliminar